Mantas XXL

Las mantas XXL son pura tendencia este invierno y están adquiriendo gran popularidad en Instagram y Youtube.

Se pueden utilizar para decorar la habitación, a modo de plaid sobre la cama o como alfombra. O para acurrucarse en el sofá con un buen libro o frente al televisor.

Puedes comprar mantas XXL en Etsy y otras tiendas especializadas, pero también las puedes tejer en casa si sabes hacer punto.

Al ser de lana extra-gruesa, se hacen con unas agujas especiales –del número 6 en adelante-, dependiendo del tipo de hilo. Pero también puedes emplear otros recursos.

La blogger Laura Birek, de Noctural Knits, muestra en este paso a paso cómo hacer una manta súper gruesa con dos tubos de PVC a modo de agujas. Pero también pueden tejerse con los brazos y manos gracias al grosor y la ligereza del material, como muestran en Ohhio.

Materia prima

Esta firma es un e-commerce que venden ovillos, agujas, kits y prendas gigantes en Etsy. La lana es merino australiana 100% de primera calidad, de unos colores preciosos y brillantes (foto principal, derecha).

Su creadora, Anna Mo, es una de las ‘gurús’ de esta técnica. Esta emprendedora ucraniana comenzó a tejer con las manos hace un año y a vender sus diseños en Internet. Empezó con bufandas y mantas, pero también ofrece complementos o creaciones para mascotas.

Otra alternativa es SusiMiu: la web de Laura, una cordobesa amante del punto y el ganchillo. En la tienda vende lana XXL de ovejas merinas españolas procedente de Béjar: un producto extremadamente suave y muy cálido.

Además los colores de los hilos son naturales, sin tintes. Y con un ovillo de 2 kilos se puede tejer una manta de 1,20 x 0,90 metros (foto principal, izquierda).

 

noodles

Plaid hecho a mano de Knitting Noodles.

 

Otra firma made in spain es Knitting Noodles, que vende ovillos y piezas únicas y exclusivas, hechas a mano, en punto grueso. Sus creadoras, las hermanas Mar y Cristina González, utilizan materiales sostenibles, renovables y 100% naturales, como la lana merino española de sus mantas.

Principiantes

El chunky knit —nombre en inglés de esta disciplina- se hace con puntadas básicas, así que es un buen entretenimiento para principiantes.

Pero si te vas a poner a hacer punto extremo, ten en cuenta que los materiales ocupan sitio. Mucho. Aunque una manta de estas características se puede tejer en cuatro horas.

Otro inconveniente es el precio de los ovillos XXL, pero estamos hablando de un material de gran calidad: cálido en invierno, pero lo suficientemente ligero como para utilizarlo en verano.

Las posibilidades decorativas de estas piezas son múltiples: en el cuarto, el salón… Pero es necesario poner una cesta grande a mano -mejor de materiales naturales- para depositar el plaid o la manta cuando sea preciso retirarla.

Limpieza

Otra cuestión a tener presente es la limpieza, sobre todo en las mantas XXL que están en contacto con el cuerpo –la del sofá, por ejemplo-.

Lo mejor es la limpieza en seco en la tintorería. Si no, la alternativa es lavarlas en casa a la ‘antigua usanza’: en la bañera, con agua fría y dos tazas de detergente suave para prendas delicadas.

Mezcla primero, hasta formar espuma, y sumerge la manta unos 20 o 30 minutos. Después hay que moverla para frotarla. Lo mejor es hacerlo con los pies descalzos, pisando suavemente.

Vacía la bañera, aclara y ve doblando la manta sobre sí misma para escurrir el agua. No la retuerzas o cederás los puntos. No la cuelgues: sécala al aire, extendida. Ojo dónde lo haces: escurrirá bastante agua.

Si vas a tejer algo para regalar, ten en cuenta este inconveniente y opta por un cojín, un gorro o un cuello. Son más cómodos de mantener y agradecerán su textura y suavidad sobre la piel.

Sin comentarios a "Mantas XXL"

    Contestar

    Tu dirección de correo no será publicada.