• Mesa de Navidad

    Comienzo este blog confesando una cosa: no tengo seis de nada. Léase: seis cucharas a juego, seis tenedores, seis vasos, seis tazas,… Bueno, sí, tengo seis platos. Pero cuatro son hondos y dos llanos.  Como muchas personas de mi generación, me fui de casa sin ajuar; no recibí una vajilla como regalo de boda, sino dinero para cubrir gastos; y voy tapando ‘descubiertos’ en el bazar multiprecio. ...